jueves, 11 de junio de 2009

A la sombra de la GloriaCapitulo




Capitulo VII

Supe por el propio Duclos, de su esposa alemana_¿ Sabes pequeña?, la conocí un año antes de la ocupación de Francia...Era muy hermosa. Nos enamoramos y decidimos casarnos; quizás fue una decisión demasiado apresurada, pero no corrían buenos tiempos y la guerra estaba a un paso. En pocos años había perdido demasiados afectos
Pocos meses después nació mi único hijo. La ternura por ese nontoncito de carne fue indescriptible, pero había aprendido a dominar mis sentimientos.
Trate de no aferrarme a el ni que él lo hiciera conmigo, yo era un ave de paso en mi hogar. La vida militar era muy dura, mas aún con las noticias que llegaban de Polonia: invadida, sembrada de campos de concentración donde niños, jóvenes, hombres y mujeres, marchaban hacia una muerte aberrante, tratando de cubrir su desnudez con las manos en un ultimó acto de dignidad...Yo mismo escondía en el bolsillo izquierdo de mi camisa una cápsula de cianuro, par tomarla en caso de ser capturado.
Cuando comenzò la ocupación Alemana, en una de mis escapadas relámpago a la casita escondida en la campiña, la encontré vacía. Dios sabe que agoté todos los recursos para encontrarlos, pero se los había tragado la tierra, Lloré, si, no me averguenza.
Lloré por ellos, por mi, por mis muertos, por mis sueños, por mi patria_

Acerca de este hecho existen varias versiones: una asegura que Maurice se casó con con ella para tener mayor libertad en territorio ocupado, otra versión afirma que ella era hermana de un alto jefe de la S S. , pero se enamoró de Duclos y fue deportada a Alemania con su hijo para resguardar sus vidas.
En 1981 se tuvo la prueba fehaciente de que ambos vivían, pues viajaron a Argentina un mes despuès de la muerte de Maurice Duclos............................

18 comentarios:

Habitaciones rojas, pensamientos negros dijo...

Muy buena la historia, me ha gustado mucho. Continuará?

Besos rojos,
HR.

Lydia Raquel Pistagnesi dijo...

Sì Habitaciones Rojas, continuarà, y me alegro que te agrade, gracias
Besossssssssssssssss
Lydia

Lydia Raquel Pistagnesi dijo...

Amiga : lo que estas leyendo es parte de los capìtulos de "A la sombra de la Gloria", fijate y hay varios colocados en el blog
Lydia

amor y libertad dijo...

recuerdos de amor y dolor, pues

CANTO EN FLOR dijo...

Eres siempre bienvenida!
Gracias por tu visita,
Saludos con afecto!

ROSALIANM dijo...

Esta serie es muy entretenida y espero impaciente tu próximo capítulo.
Un abrazo.

Lydia Raquel Pistagnesi dijo...

Gracias amor y libertad por visitar mis blogs
Cariños Lydia

stella dijo...

Historia que cautiva el alma amiga...muchos mas sabiendo que son hechos reales y que habrá cientos de ellos
Un abrazo grande
Stella

Lydia Raquel Pistagnesi dijo...

Canto en flor, gracias por tu visita,

Besosssssssss
Lydia

Lydia Raquel Pistagnesi dijo...

Rosalianm, pronto amiga, pronto. Gracias por tu visita, tu compañia y lus elogios
Lydia

Lydia Raquel Pistagnesi dijo...

Stella, poco a poco irè pasando el libro a este blog, Gracias por seguirlo
Besos
Lydia

Lydia Raquel Pistagnesi dijo...

ROSALINM: si voy poniendo en el blog partes de los capìtulos
Besos y me alegro te guste..........
Lydia

Leo dijo...

Querida amiga: Que pena que el señor Duclos no hubiera visto a su esposa he hijo. Me duele el alma.
Soy muy sensible; aunque he leido mucho tema, escuchado en canal de historia sobre la 2ª guerra mundial, sobre todo de Alemania y los judios, se me vienen los recuerdos y no puedo evitar que me entre desazón.
Gracias, mi amiga por tus escritos.
Abrazos, Leonor.

Lydia Raquel Pistagnesi dijo...

Leo: todo lo que se relaciona con la guerra es terrible.
Te cuento la esposa y el hijo de Duclos, viajaron a Argentina para tomar poseciòn de sus bienes
El aqui habia formado pareja nuevamente, y la esposa nueva quedo totalmente desamparada.¿Ves?, te estoy contando la trama del libro
Besosss
lydia

angela dijo...

Gostei de sua visita.
Adorei seu texto, o jeito que escreve é bem bonito.
Abraços

Lydia Raquel Pistagnesi dijo...

Gracias querida Angela por saltar fronteras para visitarme
Besos
Lysia

Rebecca dijo...

hola Lydia, me alegro leer esta historia tan interesante. Espero por el siguiente capítulo. Un saludo cordial de Rebecca

Lydia Raquel Pistagnesi dijo...

Hola Rebeca , gracias por leerme y prometo seguir con los capìtulos
Besossssssssssssssssssssssss
Lydia