miércoles, 1 de julio de 2009

A la sombra de la Gloria Capitulo II

Segunda parte del capitulo II

_¿Sabes pequeña?, extraño también las travesuras de mis hermanos, y los sueños, esos sueños que quedaron convertidos en cenizas y arremolinados en un abismo de nostalgia.
Solía correr por la campiña, cortando flores silvestres y tejiendo guirnaldas, con las que adornaba los dorados cabellos de mi madre. La recuerdo feliz, sentada al piano, en aquellas veladas inolvidables, ante el silencio de todos nosotros que observàbamos extasiados sus pequeñas manos recorriendo el teclado_ interpretando desde su magia una música selecta_Yo volaba con mis pocos años por, Austria, Polonia, Hungria, Alemania, admirando a esos grandes compositores que me sonreían desde cada nota. De allí nació mi amor por la música; llegué a practicarla con cuanta cosa se acercaba a mis manos, vasos, botellas y hasta un serrucho. No pude dedicarme a ella, para mi padre ese era un pasatiempo de mujeres y holgazanes.. Esas veladas me acompañan aun en mis largan noches de insomnio, porque a pesar de los años transcurridos e innumerables tratamientos, no he podido superar este trauma; resabios que quedaron de la guerra_.
Quizá por tan sensible y ante las noticias de posibles conflictos internacionales, su padre decidió enviarlo al Colegio Sainte Croix, institución liderada por padres jesuitas, que se caracterizaba por su rígida educción y selecto alumnado.
Por allí, pasaron hombres como Antoine de Saint Exupèry, creador de "El Principito", hijo del conde de Saint EXupèry de Marie Foscolombè, también de la nobleza.
Muchas veces el pequeño Maurice pasaba con Antoine largas temporadas de verano en le Chatèau de LA Mòle, castillo solariego del abuelo su amigo.
Con los años ambos tomaron caminos distintos, Antoine se convirtió en un intrépido aviador, civil y militar. Murió muy joven, a los cuarenta y cuatro años. Curiosamente como Duclos , ambos vivieron y trabajaron en Argentina.
Estos fueron años dificiles, por tanta disciplina. En el colegio eran estrictos y castigaban a los niños. Una conversaciòn en clase, una mancha de tinta en los dedos, provocaban una fuerte reacción en los maestros, quienes los azotaban con finas varas, golpeaban sus dedos con el puntero o los obligaban a arrodillarce durante horas pero a cambio la enseñanza era impecable. Allí Maurrice aprendió primeros auxilios , algo que le sirvió en años de guerra, para socorrer a compañeros heridos y también a soldados contrarios,_ Mírenlo_ Decía Maurice_ si solo es diferente a nosotros porque viste otro uniforme_La mirada de agradecimiento del soldado pagaba con creces la reprimenda de sus superiores.
_¿Sabes Lydià? el colegio era un lugar triste donde no podíamos demostrar nuestro sentir. El hogar lejano,la falta de mi familia, la Primera Guerra Mundial, marcaron mi infancia para siempre. En las noches ante el ruido de los aviones enemigos y las explosiones y nuestros profesores repetían siempre lo mismo_¡Debes ser valientes_ Valientes,¡que palabra sin sentido¿, lastima que lo emprendí años mas tarde..............

22 comentarios:

angela dijo...

Nossa! que tristes tempos aqueles, melhor dizendo, sempre tem um lugar no mundo em que as crianças estão sozinhas e com medo, infelizmente.
Sentia sua falta.
beijos

Lydia Raquel Pistagnesi dijo...

Gracias querida Angela,
Besos
Lydia

carmencmbejar dijo...

Qué gracia la pasión musical de este niño. A falta de piano..., cualquier cosa era válida.

La descripción del colegio pone los pelos de punta: típico colegio de curas de la época con pescozones, regla y ¿de rodillas con los brazos extendidos y montañas de libros sobre las palmas de las manos?

Un saludo

Lydia Raquel Pistagnesi dijo...

¿Sabes Carmen?

Maurice Duclos Alias Saint Jacques era de familia de clase alta, en su casa habia piano, pero a el le gustaba hacerlo asì Cuando yo lo conocì en casa de mis suegros el estaba tocando la Marselleza con el serrucho y te aseguro que lo hacia a las mil maravillas. En cuanto a los castigos, no necesitas remontarte a 1910, eran y son moneda corriente, sè que en correccionales se los castiga a los adolescentes en la ducha y con una goma pues no quedan marcas, es terrible pero lamentablemente, real...........
Besos
Lydia

Ana Márquez dijo...

Me has recordado las historias q me cuenta mi padre de cuando iba al colegio. Tienes una magnífica capacidad para recrear y, obviamente, un mundo interior muy rico. Tu estilo es impecable. Felicidades.

Soy Ana, la "secretaria" de Locuán de Absurdilandia :-) pero también soy escritora, te invito a mi blog cuando quieras. Un beso fuerte y continua así.

Lydia Raquel Pistagnesi dijo...

Querida Ana Marquez, gracias por tus palabras ,hoy me dedicarè a recorrer los blog amigos y tù ya estàs entre ellos. .
Lo que te guste de este blog puedes tomarlo, todo el material que se encuentra aquì està editado en mis libros.
Besossssssssssssssssssss
Lydia

Zerep Nauj dijo...

BONITA PASION, EL PIANO. Y BONITO RELATO. UN BESO, MI ENCANTADORA Y BELLA DAMA.

stella dijo...

Lydia, estos relatos de vida, me secuestran el alma, tienes una gran maestria en tu pluma querida amigo, te felicito
Un abrazo
stella

Lydia Raquel Pistagnesi dijo...

Gracias Zerup y estoy pasando por tu blog
Besoss
Lydia

Lydia Raquel Pistagnesi dijo...

Gracias Querida Stella por tus palabras y esta semana seguirè poniendo resumenes de los capitulos
Besos
Lydia

Ailurophile dijo...

Great writing. I'm loving it. Going to read the earlier chapter too. Thanks for sharing it :)

Lydia Raquel Pistagnesi dijo...

Airulophile: Gracias por saltar sobre el idioma y enviarme tu palabra
Lydia

Leo dijo...

Querida Lidia: Me crié en una casa humilde y a falta de piano tocaba con un peine y un papel de fumar. Haz la prueba, veras que rebusquinos sientes en los labios.
No es tan lindo el sonido como con un piano, pero se hace ruido y se nota lo que tocas.jajajaaa.
Yo no fuí a colegios selectos, pero en una escuela, una maestra me cogió ojeriza por no ir a misa, siempre me pegaba con la palmeta en las manos por no saber la lección, si la sabía, pero me ponía tan nerviosa esta mujer con sus desmanes y pregunas sobre la misa que se me quedaba la mente a oscuras. Sobre la tinta, nos pasaba lo mismo que al pobre Duclos, ni una gota se nos podía escapar, fijate tú que eramos niñas de 9 y 10 años. En aquellos tiempos exigian mucho a los niños,niñas, padres maestros etc.
Mis padres fueron los mas seberos de todos los tíos, tías por parte de mi padre. Yo soy la mayor de 42 primos y tenía que darles muy buen ejemplo, más 9 por parte de mi madre. Al final expulsaron a la maestra por mal ejemplo que no voy a exponer. La siguiente maestra me trató con muchísimo cariño y salió todo lo que tenía guardado, tanto es así, que a instancias de ésta y por unos días por estar ella enferma de gripe, la sustituí bajo el control de la profesora de parbulario, tenía yo unos 12 años.
Bueno no te voy a aburrir más con mis batallitas de niñez pero tendría mucho para escrir sobre la educación de antes y de ahora en los niños, niñas.
Sobre tu escrito, excelente, tuvo una vida muy agitada este señor. Quiero saber más, estaré al tanto.
Me retiro, son las 2h 30´de la madrugada, se me cierran las persianas de mis hojos, hastaaaa otro diaaa..besitos.
Leeeonorr.

Gladys Acha y Sergio Soler dijo...

Hola Lydia,
es un placer encontrarnos con una colega y vecina.
Gracias por visitarnos.
Un placer pasarnos por aquí.

Saludos afectuosos

Lydia Raquel Pistagnesi dijo...

Gladys Hacha y Sergio Soler:Queridos amigos, soy Bahiense y criada en zonas rurales.Papà era jefe de estaciòn en Chsicò ,Estela y Calderon . Tengo primos en Punta Alta de apellido Pessi
Besossssssss y si pasan por mi blog de poesia y lo recorren encontraràn algun poema sobre mi lugar Natal
Besosssssssssssss
Lydia

Lydia Raquel Pistagnesi dijo...

Querida Leo, eres completa. Para mi es una alegria leerte, ver que aùn quedan personas como tù,¡¡¡que distinto seria el mundosi solo la mitad de la humanidad se te pareciera .
¿Sabes? papà en el Colegio de los padres Jesuitas le pasaba lo mismo y era un ser maravilloso, NO SE SI NO ME QUEDO CON ESA EDUCACIÒN, AHORA, AL MAESTRO SE LO INSULTA Y HASTA SE LE PEGA , aquì en mi paìs està pasando .
Un beso enorme
Lydia

Flor dijo...

Hola Lydia! Gracias por ser mi seguidora y por tu visita a mi casa que ya és tuya. Todavia tengo la mesa puesta como lo has visto, no te inhibas toma una taza del té que quieras y también un pedazo de torta de maïz.
Hay un regalito también para que te lo lleves.

Nos vamos leyendo y te doy un enhorabuena por toda tu vida intelectual que és muy rica.

Besitos
Flor

Lydia Raquel Pistagnesi dijo...

Gracias querida flor , y como no una taza de tè con torta y la compañia de todos ustedes
Gracias por el regalo,¡¡¡¡ ya pasoooooooooo!!!!
Besos
Lydia

gla. dijo...

Estuve curioseando en tu blog y me intereso mucho, asi que volvi al principio para poder leer todo
Me gusto mucho.

Lydia Raquel Pistagnesi dijo...

Gracxias Gla por llegar hasta uno de mis refugios
Besos
Lydia

MEME Elvira dijo...

Hola amiga vengo a saludarte y decirte que ya volvi al blog. He estado extrañando mucho pero me sirvio para volver con mas entusiasmo pero no se si mas cuerda jaja. Te espero un besote grande a mi escritora favorita.

Lydia Raquel Pistagnesi dijo...

Holaaaaaaaaaaaaaaaaaa,Memè Elvira, que suerta , que has regresado, aquì estamos todos guardados por el frio y la gripe porcina, pero yo me siemto en mi compu y me olvido de las penas
Bueno , espero que ya has recargado pilas, un tiempo de descanzo hace muy bien al cuerpo y al alma.
Besitossssssssssssssssssssssssss
Lydia